Entry: VALLE DEL AMBROZ 4.4.06



Desesperadamente buscando desconexión de los problemas diarios y de la presión habitual, me fui con unos amigos este último fin de semana al Valle del Ambroz, en el norte de Cáceres. Este valle que no conocía me ha encantado, el paisaje era absolutamente maravilloso, completamente verde, lleno de bosques de encinas, flores y cerezos por todas partes.



Es curioso como Extremadura logra sorprenderme cada vez que he ido por allí. Hasta que fui por primera vez, siempre tuve en la cabeza la idea de Extremadura como una zona seca, árida y condenadamente fea. Yo creo que la Junta de Extremadura no sabe sacar partido de lo que tiene. Prueba de ello es el maravilloso pueblo abandonado de Granadilla, donde Pedro Almodóvar remataba Átame. Qué lugar tan especial. Qué luz. Ahora entiendo más a Ricky, soñando con llevar a Marina a su pueblo.

Nos alojamos con mucha tranquilidad en el barrio judío de Hervás, en una casa preciosa completamente restaurada y a las orillas del río, mientras que a pocos kilómetros, en el valle del Jerte, miles de personas se agolpaban para ver la floración de los cerezos. El valle del Jerte es muy bonito y pintoresco, pero para mi gusto, el del Ambroz le da bastantes vueltas. Es un valle mucho más abierto, natural. Espero volver de nuevo, buscar árboles centenarios, comer lomo de venado, tumbarme en la hierba. Seguro que en otoño el paisaje es también increible.

A la vuelta, hicimos una rápida vista al parque natural de Monfragüe, donde se pueden avistar muchísimos buitres leonados y demás pipis de la península. La vista desde las almenas del castillo es absolutamente espectacular y aunque la subida es un coñazo sobre todo si hace calor, merece la pena hacerlo (con agua) y luego darse allí unos minutos para sentarse y disfrutar del escenario salpicado por cientos de pájaros planeando. Para muestra, la última de las fotos.

   5 comments

perramala
April 7, 2006   11:30 PM PDT
 
Pues es cierto, yo siempre que he pensado -no he estado nunca- en Extremadura, he imaginado campos marrones y grises... qué incultura la mía. Debería aprovechar mi momento floreta-mochileo y lanzarme a descubrir los campos de ESPAÑÑÑÑA.

PD: Estoy leyendo "Cuentos para perros" de M. Mihura y me troncho toda.
Rafa
April 6, 2006   12:48 PM PDT
 
Chavi, sí que es verdad lo que dices, aunque tengo que reconocer que a pesar de lo mucho que me está gustando el libro que me llevé, no me paré casi a leer y sobre todo estuvimos haciendo marchas por el campo y cosas así.
Rafa
April 6, 2006   12:45 PM PDT
 
Alex, debería volver a ver el final de Átame, porque sólo recuerdo el plano del coche, con Victoria Abril, Loles León y Antonio Banderas.
Chavi
April 5, 2006   12:15 PM PDT
 
Vaya fotos, chaval! Dan ganas coger la maleta e irme allí con música y un buen libro para desatarme (!) y relajar... Viendo las fotos me doy cuenta de la vida llena de prisas y presiones de la ciudad en la que vivimos...
Alessandro
April 4, 2006   09:16 PM PDT
 
Cómo me ponía al ver a Marina subir corriendo esas escaleras del castillo abandonado, mientras Ricky está solo arriba ignorando su llegada. Siempre me ha fascinado esa escena, y siempre se me han puesto los ojos húmedos. Gracias Rafita por recordarme esas escenas tan bonitas.
Resistiré, para seguir viviendo... :-)

Leave a Comment:

Name


Homepage (optional)


Comments